El Sector Inmobiliario: Una transformación no solo digital

Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais…”Rutger Hauer en Blade Runner

  • He visto clientes hiper-conectados que, desde su habitación, visitan 100 viviendas al día y consiguen la financiación que precisan, que compran casas desde su móvil y las escrituran con firma digital, sin acudir al Notario.
  • He visto edificios de oficinas con recepcionista holográfico, en los que lo único que necesitas para acceder, aparcar, llegar a tu sala de reuniones, pedir un café o conectarte es una invitación en tu móvil. Edificios con recursos y espacios optimizados y personas que trabajan confortablemente, que se gestionan desde una App, que proporciona ingente cantidad de valiosísimos datos online al inquilino, al visitante y, por supuesto, al propietario.
  • He visto empresas logísticas con plataformas completamente automatizadas, que usan drones para el reparto de sus mercancías, desde un centro logístico…¡¡e incluso desde el propio camión en marcha!! Un camión driverless, por supuesto.

He visto, en definitiva, como todos los asset class del sector inmobiliario,- históricamente lento para incorporar mejoras innovadoras que supusieran cambios disruptivos, como si los ladrillos fueran un lastre real para una adaptación ágil, se han visto transformados por la última revolución tecnológica y digital.

En este proceso de intenso cambio, habrá vencedores y vencidos. Solo aquellas organizaciones que cimenten su estrategia en la innovación, aplicada de forma transversal, a toda la cadena su valor, y en el uso de las adecuadas herramientas tecnológicas, conseguirán salir triunfantes ante este colosal reto, que va a provocar los mayores cambios que nuestro sector haya conocido jamás.

Sin embargo, el cambio que está provocando el impacto digital, va más allá de lo puramente tecnológico, pues exige, a compañías y profesionales, reinventarse en un plano 360º.

 Vertebramos esta renovación en 4 ejes:

1. Estrategia y Metodología:

  • Estrategias colaborativas. El camino para llegar más lejos en una economía digital, pasa por las alianzas entre los diversos actores del sector, los insiders y los nuevos players.
  • “Agile”. Todos nos movemos en un ecosistema vivo y consecuentemente lleno de incertidumbre, que nos obliga a realizar cambios ágiles en nuestros proyectos. Con equipos multidisciplinares, jerarquías que se relativizan, en pos del proyecto y del resultado, y con el objetivo común de dar al mercado en cada momento lo que está demandando.
  • Acelerar el cambio. La transformación digital se está imponiendo ya en todos los operadores del mercado, o te subes a este tren o te quedas atrás… ¿para siempre?

2. Tecnología e Innovación:

  • Implementación correcta de tecnología alineada con la parte más core de nuestros negocios, de manera que el uso de recursos sea la más eficaz y aumente los resultados.
  • Modelos híbridos que unan la realidad física y la digital. 
  • Innovación de procesos, que permita una mejora continua a los largo de toda la cadena de valor del activo inmobiliario, que estén basados en la flexibilidad, en la adaptabilidad.
  • Importación de los avances, tecnológicos y de innovación, exitosos en otras industrias.

3. Gestión de Datos

  • Los datos… son el Nuevo Oro. Del Big Data y de su gestión, depende en gran medida el éxito presente y futuro de las organizaciones.
  • Seguridad de los datos y de los sistemas (nuevo reglamento GDPR). Un mundo tan hiper-conectado, es a su vez un mundo hiper-sensible a ciber-ataques que ponen en riesgo los datos de sus clientes, el know-how de las empresas, su privacidad y por tanto, la supervivencia misma del negocio.

4. Cambio cultural en las organizaciones…  y en las personas.

  • Customer centric. El cliente se ha situado al mando de las operaciones. A través de sus dispositivos, las redes sociales u otras plataformas tecnológicas, se ha empoderado y decide en cada momento qué, dónde, cuándo, a quién, cuánto y cómo comprar. Los profesionales debemos averiguar, qué habilidades y herramientas nos serán de utilidad en un mundo digital al servicio del cliente.
  • Retención del talento. Cuando un Talento se despierta, necesita desarrollarse en el ámbito que mejor se lo permita. Proporcionemos a nuestros Talentos dicho ámbito, evitando así su fuga hacia otros mercados más calados por la  tecnología y la innovación.
  • El Factor humano: La Ética es el gran signo diferencial humano frente a las máquinas. En nuestra mano está gestionar los recursos que nos ofrecen estos avances en pos de dotar de Ética a nuestro Sector, hacia adentro y hacia afuera, para conseguir que sea más respetado y digno.

Si alguien piensa que el mundo inmobiliario va de alguna manera a quedarse al margen de esta revolución, que recapacite. La Innovación y la Integración Digital son dos palancas indispensables para aprovechar las oportunidades que se presentan en un negocio en pleno ciclo de crecimiento e inmerso en un necesario proceso de renovación.

Innovamos ergo Avanzamos, vienes?

Alberto Alcázar Moratilla, Director Comercial Mihabitans – Liberbank

Director PA Proptech & Innovación Inmobiliaria – IE Business School

 

Más información de interés

Para Alberto Alcázar, la innovación e integración digital son dos piezas fundamentales de un sector en alza, el inmobiliario, y vertebra su renovación en cuatro ejes: estrategia, tecnología, gestión de datos y el factor humano. El próximo jueves podremos saber más sobre su experto punto de vista en la PropTech Unconference.

 

Related posts

Leave a Comment

Shares