Los millennials confiarían su dinero a un banco de Amazon

Puede que estén compitiendo por ello de manera activa, o puede que no, pero de lo que no cabe duda es de la posición de privilegio de algunas plataformas en Internet cara a la banca alternativa. La reciente encuesta de Accenture nos lo confirma.

amazon-com-logo

Según esta encuesta, realizada el 11 de enero a nivel internacional, los millennials no sólo tienen claro confiar su dinero a propuestas de banca alternativa, también, tienen bastante claro quiénes serían las firmas favoritas a fecha de hoy para este fin.

Los competidores dentro de esta encuesta por el interés del usuario para colocar su dinero en banca alternativa eran todos pesos pesados: Facebook, Google, Apple y Amazon. Siendo esta última la firma elegida por un mayor porcentaje de encuestados como favorita para esa función de banca alternativa, si existiera.

La encuesta no sólo es interesante por cuanto el porcentaje de millennials dispuesto a confiar en un modelo alternativo de banca es elevado, también lo es porque, como ya se venía mostrando en los últimos años, la confianza en la banca tradicional ha disminuido mucho.

Esta disposición del consumidor joven a las alternativas bancarias al margen de las firmas tradicionales es una de las grandes tendencias de consumo descritas por Accenture. Otras tendencias son la inclinación cada vez mayor a los servicios financieros automatizados la adaptación del asesoramiento financiero a nivel individual y las capacidades multi canal junto a la mayor consideración de la importancia de los datos.

En la encuesta Amazon, seguida muy de cerca por Google, acaparaban la preferencia de prácticamente el 40% de los encuestados que, de existir, confiarían en un modelo de banca alternativa de estos gigantes de internet. En el caso de estados unidos el porcentaje aumentaba hasta rozar el 50%.

KJvmreRz

Es también muy interesante el dato que apunta que el 67% de los encuestados veía con buenos ojos el convertir los datos como herramienta de beneficio, es decir, compartir más los datos con esa banca alternativa a cambio de nuevos beneficios o servicios mejorados. Esto nos indica, como también ya era tendencia, que el usuario cada vez es más consciente del valor de los datos que comparte hasta el punto de valorar el intercambio de datos por beneficio. Esta tendencia se ha mostrado creciente (e imparable) a lo largo de 2016.

Los datos y la banca alternativa

El consumidor cada vez está más dispuesto a compartir sus datos personales con un proveedor financiero siempre que este intercambio aporte beneficio. Esta comprensión del valor de los datos hace que el usuario espere que el proveedor no sólo le garantice seguridad sobre los mismos, también beneficios adicionales con servicios prioritarios, precios mejorados o asesoramientos personalizados no regulados. La era de considerar la seguridad como el elemento principal del intercambio de datos parece estar tocando a su fin.

Sin existir aún esa estructura de banca alternativa, parece potencialmente inevitable, que a medio plazo existan procesos de evolución de los servicios que ya los grandes de Internet ofrecen. En el caso de Amazon la plataforma ya ofrece un servicio de alta prioridad, que realmente está en la base de la propuesta de su actividad comercial, a partir de los beneficios de precios que han sido un elemento básico de la marca. Entran dentro del segmento financiero con un modelo personalizado del producto no debiera ser, en principio, excesivamente complejo para una empresa que en la actualidad ofrece millones de productos en su mercado online.

Pero ojo, este posicionamiento de Amazon, puesta preferencia de los usuarios es relativamente débil. Google se encuentra detrás a muy poca distancia y además con la experiencia acumulada de algunas iniciativas y herramientas en esa dirección como subproducto de cartera móvil.

Post Comment

Shares