Las Fintech y la exclusión financiera

La exclusión financiera es un problema creciente que afecta a millones de personas y para el que la banca tradicional no tiene solución, al menos cercana. Sin embargo, las Fintech y la evolución tecnológica de los servicios financieros pueden ser el camino para acabar con este fenómeno.

BANCA TRADICIONAL

Los datos son crecientes en todos los países del mundo incluyendo por supuesto continente europeo. Son millones las personas que no tienen ni utilizan cuentas bancarias mientras que son más aún los usuarios que apenas utilizan estas cuentas, cuando no directamente las mantienen olvidadas y sin operativa.

La exclusión financiera

La exclusión financiera que produce el hecho de no manejar cuentas bancarias es mucho más profunda de lo que en apariencia pudiéramos pensar. En un ámbito en el que la desconfianza en la banca tradicional sigue siendo muy grande, el usuario en exclusión financiera pasa directamente a depender del uso de dinero en efectivo en un marco en el que cada vez se utiliza menos este recurso para los pagos corrientes.

Vivir ahorrando todo en efectivo ya es complejo en sí mismo, se hacen muy complicada la planificación de la economía personal y por supuesto el ahorro a medio y largo plazo. Pero además, el hecho de no poseer canales de pago como las cuentas bancarias hace que resulten tremendamente complicado (y caro) acelerar algunos servicios básicos.

El coste de asumir estos gastos en muchos casos viene encarecido por la devolución de recibos de cuentas no utilizadas, o por los costes del uso de otros canales de pago.

Aunque existen numerosos perfiles que pueden llegar a identificarse con la exclusión financiera, incluso aquellos que voluntariamente renunciar a los métodos de pago bancarios, lo cierto es que los dos grandes grupos afectados son por un lado personas que han tenido problemas financieros a los que les resulta difícil acceder a los servicios tradicionales, y también personas que por motivos de inmigración no pueden acceder a dichos servicios.

servicios financieros digitales

Las Fintech a la cabeza de la exclusión financiera

La banca tradicional se ha mostrado incapaz de resolver este problema creciente. Por otro lado hay que tener en cuenta que los productos básicos de gestión de pago, las cuentas bancarias, no son precisamente el producto más impulsado comercialmente por la banca.

En este contexto la innovación tecnológica se está mostrando sin duda capaz de resolver en buena medida esta situación.

Hay que tener en cuenta que a pesar de hoy la tecnología que ya comienza a permitir que las empresas de servicios financieros tecnológicos acudan a la arquitectura de pago convirtiéndose en un canal en sí mismo. Existen ya a nivel internacional empresas capaces de acceder a la posibilidad de realizar pagos y transferencias de dinero a través de teléfonos móviles, de manera privada y eficaz. Ojo, esto no significa de manera no segura o de manera aleatoria ya que la gestión de los datos

Un  estando o más relevante incluso que los sistemas tradicionales, simplemente, estos modelos de gestión de servicios financieros no son restrictivos. La construcción de herramientas orientadas a los dispositivos móviles a través de los antiguos sistemas de pago bancarios ya es una realidad. Durante el presente año esto irá en aumento en los próximos años veremos la estandarización de un servicio financiero tecnológico realmente demandado.

Hay que tener en cuenta la enorme penetración en el mercado de los teléfonos móviles inteligentes. Se calcula que para el 2020 el 70% de la población mundial ya tendrá acceso a este tipo de dispositivos. Pero es que en la actualidad en el ámbito europeo prácticamente superamos ya esa cifra.

Sin duda este modelo de comunicación uniendo un dispositivo cada vez más implantado, un sistema de comunicación cada vez más universal y un modelo de gestión de servicios rápido, eficaz y accesible, se encuentra en la base de la posibilidad de luchar contra la exclusión financiera.

Related posts

Leave a Comment

Shares