Aplicaciones bancarias sincronizadas con el coche, el siguiente nivel

Mientras tratamos de adivinar cuáles serán los principales avances en las Fintech los próximos años, se van abriendo hueco un buen número de innovaciones que parecen formar parte del siguiente nivel en la relación entre usuario y aplicaciones bancarias. La sincronización de estas aplicaciones bancarias en los coches es una de esas innovaciones que camina con paso firme.

APLICACIONES BANCARIAS EN EL COCHE

De hecho no tenemos más que poner la vista en los últimos meses para descubrir cómo ya hay grandes movimientos en este sentido.

Por citar algunos de los más relevantes, la alianza entre IBM y Visa para conectar para año 2022 millones de dispositivos incapacitados para el pago de los vehículos, pero, también el acuerdo entre Jaguar y Shell que permitirá el pago de combustible desde el propio vehículo en el Reino Unido. Éstos son sólo algunas de las puertas que se están abriendo cara a las aplicaciones de pago en los vehículos, por supuesto hay más las reuniones entre Honda y Visa o las de General motors y MasterCard e IBM buscando la habilitación de la cartera digital Masterpass en su aplicación OnStarGo

En definitiva todo un muestrario de acciones relevantes dirigidas a posibilitar pagos y transacciones sincronizadas del propio vehículo. En este contexto podríamos preguntarnos si es que la banca tradicional o la banca innovadora no tienen nada que decir al respecto. Lo cierto es que su posicionamiento actual no es aún relevante en este segmento pero, las cosas apuntan a cambiar.

Hay que tener en cuenta que cada vez en mayor medida los vehículos se convierten en ecosistemas abiertos a la comunicación y a las aplicaciones. No hay realmente ninguna razón técnica por la cual los pagos no sea parte de sus aplicaciones, pero más allá, la sincronización de aplicaciones en los paneles de control del vehículo permitirá el acceso a la banca del mismo modo que lo hacemos a través de otros dispositivos sincronizados: incluirlo aquí la opción manos libres… Y volviendo a recordar la importancia de la operativa por voz cada vez más presente.

La implantación de sistemas de código abierto para la conexión de aplicaciones externas plataformas de vehículos es el paso siguiente por parte de la industria automovilística. Un paso que en algunos casos ya se está dando como lo han mostrado Toyota o Ford con su SmartDeviceLink Consortium (SDL) de código abierto.

Los consumidores esperamos cada vez más amplitud en las características tecnológicas de nuestros vehículos. Cuestiones como el acceso Wi-Fi, los controles de voz activada y el inicio y parada remotos son ya una parte de los servicios que la industria considerada como estándar a corto plazo. Permitir a los conductores hacer pagos seguros desde el propio vehículo sin utilizar la tarjeta es un paso también relativamente cercano algo que por ejemplo MasterCard ya maneja con la incorporación de Masterpass dentro de OnStar Go…

El siguiente paso sin duda, a partir de esa arquitectura abierta que permita la inserción de aplicaciones externas, es el uso de aplicaciones bancarias desde las pantallas de los paneles de control de los vehículos. Un futuro cercano y sin duda un paso adelante en la incorporación de los servicios tecnológicos bancarios a nuestras vidas.

Post Comment

Shares